web analytics

Ideal para perezosos

mybert1En los párrafos que siguen mencionaremos algunas características y peculiaridades de este perro, para orientarte y saber más.

En general se recomienda que el bulldog no sea el primer perro que adopte la familia, pues necesitan de una atención y cuidados especiales que requieren de cierta experiencia en el trato con animales.

El bulldog es un animalito al que no le gustan los deportes; nada lo motiva a seguir a su dueño mientras éste corre o anda en bicicleta. El ejercicio de los bulldogs puede realizarse a intervalos regulares pero nunca en forma excesiva, pues se cansan y prefieren quedarse tendidos a todo lo largo.

Son perros apropiados para el interior, ya que prefieren los climas parejos.

El bulldog necesita de un dueño muy atento. Esto es porque debido a su origen, es un perro que soporta el hambre, la sed y los dolores sin dar síntomas; así que quien lo adopte, deberá fijarse que tenga todo lo necesario, aunque no lo demuestre.

A grandes rasgos y detrás de su aspecto gruñón, el bulldog es un perro tranquilo y cariñoso que disfruta de la vida familiar.

Quienes los conocen afirman que son tan inteligentes que parecen tercos, pues resisten las órdenes que no tienen interés en cumplir; histriónicos y expresivos, aprenden a interpretar gestos que hacen que el dueño se rinda a sus pies.

Es un animal limpio, al cual le basta con dos o tres baños al año; se adapta a la vida aún en pequeños departamentos, los paseos deben ser cortos y su dieta no tiene grandes exigencias.

Los machos son más grandes, robustos e imponentes que las hembras, éstas, aunque son más pequeñas, son en cambio más “bellas” y armoniosas.

El bulldog es en definitiva un perro dulce, activo y juguetón. Si bien existen estándares respecto de los colores, manchas, arrugas, etc., siendo relativamente nuevo y no existiendo casi ejemplares de “pura sangre”, se debe valorar el conjunto.

Como hemos visto, se trata de una raza con muchas particularidades, entre ellas el difícil proceso de reproducción; por eso es conveniente informarse, revisar fotografías y páginas en Internet, visitar criadores amigos que nos asesoren correctamente, y así encontraremos nuestro bulldog ideal.

Para finalizar, algunas de las preguntas más frecuentes:

¿Cuántos años vive? Con una buena base genética, sano y bien cuidado puede vivir hasta 12 años.

¿Ronca al respirar? La peculiar conformación de su hocico y nariz pueden producir ronquidos; si es un perro sano sólo debería roncar al dormir.

¿Babea? No; solamente cuando está acalorado o cansado.

¿Se le cae el pelo? Muda de pelo, como todos los perros, en primavera y en otoño.

¿Es agresivo? Ya hemos visto que no es para nada agresivo, todo lo contrario, es un animalito gentil y apacible.

¿Es guardián? No es recomendado como perro guardián.

Etiquetas:

Dejar un comentario