web analytics

Bulldog, compañero de grandes y pequeños

bulldog1

Aunque en los inicios de la raza era comúnmente confundido con el popular Boxer, con el paso del tiempo logró diferenciarse y adquirir características propias bien definidas que conserva hasta nuestros días.

Nacido en Inglaterra, el bulldog fue un perro que se utilizaba para apuestas de pelea pero también su genética ha sido aprovechada por expertos cinólogos para la “fabricación” de otras razas actuales. A pesar de su aspecto algo hostil, su carácter es tranquilo y un excelente compañero de toda la familia, especialmente un gran custodio de los niños.

No exige demasiados cuidados, a excepción de una caminata cotidiana que mantendrá en forma su pesada estructura ósea y excepcional musculatura. Este detalle es de vital importancia pues es común que esta raza presente problemas en sus articulaciones.

Su estatura no sobrepasa los 40 centímetros y por lo general su peso promedio es de 12 kilos, sin embargo no es una mascota de las que podemos decir que sea “maleable”. Los niños podrán jugar con él y se adaptará fácilmente a toda clase de juegos, pero debes vigilar el uso que hace de su fuerza en particular cuando los juegos involucren a niños muy pequeños.

Sociable, estupendo guardián de la casa, alegre, perezoso por momentos y extremadamente vigoroso en otros, el bulldog se caracteriza por adaptarse tanto a grandes espacios como a pequeños apartamentos, pero requiere casi obligatoriamente de un paseo diario.

Si adoptas un bulldog, en cualquiera de sus versiones, para tu familia encontrarás en esta raza a una de las más amigables y sencillas, con una gran dosis de buen carácter y vitalidad.

Etiquetas: , , , ,

Dejar un comentario

Bulldog francés: aristocrático y mimoso

presentacion1Como ya comentamos, el bulldog empezó siendo un perro criado por las gentes del pueblo, a fin de emular las peleas de perros que constituían la diversión de la alta burguesía inglesa.

En Francia solía ser el acompañante de carreros y carniceros, pero rápidamente conquistó el mundo de los artistas y la alta sociedad parisina.

Actualmente es un perro que se adapta a distintos ambientes y a todos los integrantes de la familia. Deseoso de obedecer, sigue a la perfección los mandatos de su dueño.

El primer día del Bulldog Francés (cariñosamente “frenchy”) en casa habrá que hacerle compañía, pero ¡cuidado! Sin dejarse conmover por su particular gemido que se parece al llanto sin consuelo de un niño…

Hablando de niños, como dijimos el bulldog francés necesita de un permanente contacto con sus dueños, pero tiene una especial afinidad con los más pequeños de la casa, con los que puede pasarse las horas jugando.

En realidad el bulldog francés es casi como un niño; debe ser tratado con firmeza pero con dulzura, ya que es muy perceptivo y acepta órdenes de buen comportamiento e higiene.

Aspecto físico: es un perro pequeño y compacto pero de aspecto poderoso. Su carita recuerda vagamente la de un murciélago, con su nariz chata, hocico cuadrado y orejas redondeadas.

La vivacidad de su expresión y particular aspecto estético lo convierten en un animal exclusivo.

En cuanto a su tamaño ya dijimos que es pequeño, alcanza una alzada de 25 a 35cm y pesa entre 8 y 14 Kg.

Profundizando el aspecto de los colores, podemos decir que varía entre tonalidades uniformes, leonados o caramelo, atigrados que pueden estar entre el rojo y el beige, y con parches blancos.

Adiestramiento: dada su peculiar personalidad, puede adquirir rápidamente hábitos de higiene y buen comportamiento, pero hay que evitar dejarse ganar por su dulzura para mantenerse firme en las conductas que se pretende inculcar.

Salud: estamos tratando con una raza rústica pero bastante frágil. Es un perro que vive entre 9 y 15 años y debemos saber que el bulldog francés no sabe nadar; existen algunos casos de estos perritos que han muerto ahogados. Entre los problemas de salud más habituales pueden aparecer las hernias y las dificultades respiratorias debido a la forma del hocico.

Alimentación: debe ser rica en proteínas y acompañada siempre por agua fresca. Carne picada, cereales, arroz, legumbres y un dato interesante, le gustan las frutas frescas.

Higiene: no tiene mayores complicaciones, por su tamaño pequeño y su pelo corto. Se puede realizar un cepillado por semana, controlando los oídos, arrugas de la cara, parte inferior de la cola y genitales. El largo de las uñas resulta controlado por las caminatas y puede ser bañado con frecuencia, utilizando un champú adecuado y quitando el jabón con abundante agua.

Etiquetas: , , ,

Dejar un comentario

Un pequeño singular

Este pequeño molosoide tiene su origen, al igual que sus parientes del mundo animal, en los antiguos perros a los que se exponía a la pelea con toros.

De aquéllos antepasados hereda una gran valentía.

Sin embargo, en el proceso de selección de sus descendientes para adaptarlos como animales de compañía, se fueron reproduciendo especimenes cada vez más pequeños, hasta obtener un perro que se llamó “Toy Bulldog”.

El Toy Bulldog fue llevado a Francia por emigrantes ingleses a mediados del siglo XIX, principalmente tejedores de encajes, que los cruzaron con otro tipo de molosos a fin de lograr ejemplares diminutos. A partir de 1874 se empiezan a presentar animales de hocico corto, orejas rectas, cuerpo más ancho y más bajo: el Bulldog Francés. Finalmente en 1887 se redacta el primer estándar de esta variedad, mientras que el Toy Bulldog iría desapareciendo con el tiempo.

bulldog-frances

Veamos entonces las características principales de este pequeño singular, valeroso, fiel y apegado a sus dueños.

Aspecto general: robusto, talla pequeña, proporciones regordetas. La carita es corta y chata y las orejas rectas. Rabón de nacimiento, tiene el pelo corto y raso. Compacto, sólido y musculazo.

Debe presentarse como un animalito activo y despierto. Debe tener el aspecto de un animal activo, despierto.

Colores: leonado uniforme, leonado atigrado, con parches blancos más o menos extendidos.

Carácter: Nos hallamos frente a un perro realmente sorprendente. Afectuoso y sensible, muy dócil, necesita de la presencia de sus dueños a quienes les guarda enorme lealtad. Tranquilo, nada hostil, es ideal para niños y ancianos.

Sin embargo su aspecto es feroz y fiel heredero de los perros de pelea, muestra una enorme valentía.

Cuidados: Se adapta a todo tipo de ambientes, considerando que no toleran bien el calor. Baños cada tanto y cepillado semanal bastarán para mantener su pelo y piel sanos y brillantes.

Como se dijo con el Bulldog inglés, pese a todo lo que hemos dicho, no es un perrito para tener como primera mascota, ya que su crianza no es sencilla.

En la próxima nota profundizaremos las características de este peculiar bulldog al que se llama cariñosamente “frenchy”.

Etiquetas: , , , ,

Dejar un comentario